Saltar al contenido
Mundo Ángeles

Los Ángeles caídos

Los Angeles Caidos

Dentro de nuestra cultura popular y religiosa conocemos y veneramos a los ángeles, como seres o entidades espirituales, mensajeros de Dios y guías de las personas dentro de su camino a lo largo de sus vidas. Sin embargo existen también los Ángeles caídos, ¿Por qué son llamados así? ¿Debemos temerles?.

¿Quiénes son los Ángeles Caídos?

Los Ángeles caídos son llamados también demonios, bien sabemos que a la mayor parte de la población no le gusta mencionar esta palabra, ya que éstos suelen trabajar con propósitos malvados que conducen a la destrucción del mundo a diferencia de los Ángeles fieles de Dios, que protegen la luz y ayudan a las personas a alejarse de las tinieblas.

¿Quién es Lucifer?

Según la creencia cristiana y judía, Dios creó a los Ángeles para ser santos, para que le fueran fiel a Él y para que se mantuvieran a su lado, en el lugar donde muchos suelen llamar “el cielo” pero que puede en realidad ser un lugar muy subjetivo.

Sin embargo, hubo un Ángel en particular, el cual mencionan las escrituras era muy bello o tal vez el más bello de todos, de nombre Lucifer, el cual traicionó a Dios rebelándose en contra de Él, porque quiso ser más poderoso aún que su propio creador.

Según nos explica la Biblia, el nombre de Lucifer significa “Portador de Luz” quien fue creado originalmente por Dios como el más glorioso de los ángeles, su misión principal fue de protector de querubines, por lo que Dios lo rodeó de bienes y belleza.

Pero su principal defecto fue ser muy ambicioso, sintiendo también envidia hacia su propio creador, por lo que deseaba más que nada ser igual a Dios. Tanto su orgullo como la corrupción de su alma lo hicieron caer, convirtiéndose así en Satanás.

Satanás
Representación del Diablo en el Infierno

¿Cuál es la diferencia entre el Diablo, Lucifer y Satanás?

Para el cristianismo la figura de Santanás y lucifer serían la misma. Pero si entramos en detalle nos damos cuenta que Lucifer no es mencionado en el antiguo testamento, por el contrario si se menciona a Satanás, cuyo nombre significa en hebreo “Adversario”.

Satanás es mencionado en los orígenes como un ángel como un ángel a las ordenes de Dios, el cual tenía asignada tareas desagradables.

Fue en el nuevo testamento donde a Satanás se le mencionaba también como Diablo, que viene del Griego “Diaballo” (acusar).

Sin embargo, la Biblia le da también por nombre en diferentes citas como El Maligno, Demonio, Legión,Apollion o Abadon (cuyo significado es destructor), Beelzebub (señor de las moscas) Beilar (sin valor), El padre de las mentiras, la serpiente antigua, entre otros nombres.

El Padre Gabriele Amorth, que fue el exorcista del vaticano y uno de los más famosos del mundo ya que dedicó prácticamente toda su vida a la lucha contra los demonios, mencionaba en sus libros que Lucifer sería el nombre del segundo demonio en importancia en la Jerarquía Demoniaca.

“Estabas lleno de sabiduría, de belleza perfecta, estabas en el Edén, el jardín de Dios, estabas cubierto con todo tipo de piedras preciosas… tambores y flautas estaban a tu lado, el día que fuiste creado.

Eras un querubín con las alas extendidas, un protector. Te había establecido, estabas en la montaña sagrada de Dios, caminabas en medio de piedras de fuego. Fuiste perfecto en tus caminos desde el día en que fuiste creado, hasta que se encontró perversidad en ti.

Debido a la abundancia de tu oficio, todo en ti estaba lleno de violencia y pecaste, por lo tanto, te alejo, como un laico, de la montaña de Dios y te haré desaparecer, o protector de querubín, en medio de las piedras de fuego.

Tu corazón se ha enorgullecido de tu belleza, has corrompido tu sabiduría a causa de tu esplendor, te arrojo al suelo, te muestro  a los reyes… Todos los que te conocieron entre los pueblos están asombrados de verte, te has convertido en un objeto de terror y nunca volverás a existir” (Ezequiel 28: 12-19)

Es así como la mitología pagana lo ilustra con cuernos, de color rojo, uñas largas y compartidas, horrible a la vista, especialmente por su malévola mirada.

Ángeles caídos
Representación del Infierno y Ángeles Caídos

Ángeles Caídos víctimas de Lucifer

Lucifer fue el primer Ángel Caído, pero no fue el único, ya que hubo otros Ángeles creados por Dios que fueron víctimas del engañoso orgullo de Lucifer, prometiéndoles que podían ser tan poderosos como Dios si se revelaban. Los Ángeles Caídos también se organizan en su propia jerarquía con diferentes tipos de Ángeles caídos y nombres. En el Apocalipsis 12: 7-8 de la Biblia se describe la guerra que tiene lugar en el cielo, citándolo así:

Y hubo guerra en el cielo. Miguel y sus ángeles lucharon contra el dragón (Satanás) y el dragón y sus ángeles se defendieron. Pero no eran lo suficientemente fuertes y perdieron su lugar en el cielo

Fueron así los Ángeles caídos, quienes tenían la gloria de Dios y luego la perdieron, quienes tenían su lugar en el cielo, rodeados de belleza infinita y luego por su avaricia cayeron en un pozo donde no hay lugar para la luz.

Su rebelión, guiada por Satanás los separó de Dios, su padre y creador, haciéndoles caer en desgracias y quedar atrapados en el pecado. Todo este acontecimiento, condujo a que los Ángeles caídos distorsionaran su carácter, llevándolos a convertirlos en malvados. 

“Es el carácter irrevocable de su elección y no un defecto en la infinita misericordia divina, lo que hace que el pecado de los ángeles sea imperdonable”. Catecismo de la iglesia Católica, párrafo 393.

Afortunadamente para todos los creyentes, para todos quienes confían en la infinita fuerza y benevolencia de Dios, existen muchos más Ángeles fieles que caídos. Según las escrituras cristianas y judías, fue un tercio aproximadamente de los Ángeles creados por Dios que se rebelaron y cayeron en pecado. No siguiendo así su orden natural, convirtiéndose en demonios. Esto dio paso a la creación de una hueste o legión de Ángeles caídos.

Influencia de los Angeles Caidos
Los Ángeles caídos

Influencia de los Ángeles caídos en la actualidad

Todos hemos escuchado hablar de Adán y Eva y su expulsión del paraíso, pero pocos descifran en profundidad su significado. El capítulo 3 de Génesis de la Torá y la Biblia cuenta la historia más famosa de Satanás en forma de serpiente, hablándole Adán y Eva, tentándolos a comer de una fruta en un árbol que Dios les había prohibido tocar, pidiéndoles que se mantuvieran alejados para su propia protección.

Luego de caer en la tentación y comer de la fruta prohibida, ambos fueron expulsados del paraíso por desobedecer a Dios y caer en la tentación de Satanás. Es así como entra el pecado en el mundo, dañando y afectando todo. Por eso la Biblia nos habla del pecado original.

A través de Jesús, Satanás es un enemigo derrotado, Cuando, por medio de la crucifixión de Jesús, Satanás y sus ángeles pensaron que lo habían derrotado al evitar la salvación de la humanidad, tuvieron que rendirse a la evidencia de que lo que parecía ser una derrota, en realidad era precisamente la victoria definitiva sobre Satanás.

Jesús se sacrificó en la cruz, cancelando así el documento hostil a nosotros, cuyos mandamientos nos condenaron. Por lo tanto Satanás no pudo evitar su realización y fracaso ante Dios y Jesús.

Sin embargo en la actualidad, los Ángeles caídos pueden operar dentro de la cotidianidad de los humanos, guiándolos en la rebelión, en las diversiones sin control donde no existe el respeto a la vida, en la acumulación de bienes materiales y por ende en su avaricia, en el odio a los demás, generando divión…

Su principal misión es impedirles a éste grupo de personas ver su estado y manteniéndolos así alejados de la luz de los Ángeles que operan al lado de Dios y por ende del camino del bien.

“…para los incrédulos, a quienes el dios de este mundo (Satanás) ha cegado sus mentes, para que la luz del evangelio de la gloria de Cristo, que es la imagen de Dios, no brille” (2 Corintios 4:4)

La Biblia nos advierte que los Ángeles caídos a veces fingen ser ángeles santos, engañando a las personas para que sigan su guía.

Diablos y Demonios en el infierno
Representación del Infierno y los diablos y demonios

Recomendaciones para todos los creyentes de Dios y sus Ángeles

Para toda persona que se considera creyente de la fuente divina proveniente de Dios, no debe haber miedos ni temores al momento de pedir ayuda a sus Ángeles, cuándo sabemos que somos personas invadidas de fe y amor, no puede haber espacio para el mal. 

No importa tu condición social ni económica, es importante que tu casa esté llena amor, que no haya espacio para la maldad, perversiones, injusticias y avaricias. Mantén tu hogar lo más limpio posible, no sólo de suciedad en sí, sino también  de discusiones inútiles, de personas tóxicas y oscuras de alma.

Mantén un constante diálogo con Dios y cuando sea necesario con sus Ángeles, puedes incluso tener imágenes de ellos, háblale a diario a tu ángel guardián, invocando así su luz y eterna protección. No olvides que la luz siempre apaga  las tinieblas.